lunes, 27 de enero de 2014

Royalties en Japón


Este interesante texto de Geraldo Vilches me ha recordado unos datos sobre royalties en Japón en 2009 que dió Shuho Sato (el autor de Say Hello to Black Jack, un tebeo bastante interesante, y que también ha ha hecho algunos experimentos interesante en el tema de copyright y probar distribución digital de su trabajo).  Que igual sirve para hacerse una idea de cómo está el patio por allí a efectos comparativos, ya que se suele citar con el último reducto mundial del cómic realmente popular y masivo:

Copy&pasteo del inglés:

Manga creator Shuho Sato reported on his Twitter account on Saturday that a manga researcher friend told him that the top 100 manga creators made an average of about 70 million yen (about US$860,000) from book royalties in 2009. 
The website Yucasee Media noted that the best-selling manga creator, One Piece's Eiichiro Oda, earned an estimated 1.3 billion yen (US$15.9 million) in royalties from compiled book volumes (tankōbon). 
However, Sato also noted that there were a total of about 5,300 manga creators whose works were published in compiled book form in 2009. Of the bottom 5,200 published manga creators, their average income from compiled book royalties in 2009 was about 2.8 million yen (US$34,000).  In comparison, the average income of a company employee in Japan was 4.09 million yen (US$51,000) in 2009. 
El texto lo leí en Anime News Network, de la que me fío bastante (me temo que no se leer japonés para comprobar las fuentes directas).

Nótese que Sato sólo cita royalties de las ventas en libro, a lo que habría que añadir lo que se cobra por la serialización (que supongo haría que los que menos cobran alcancen una salario mínimo equiparable al de un oficinista, aunque trabajando con horarios inhumanos). Y también, los royalties por  merchandising y adaptaciones (anime, videojuegos, películas) los que tienen la suerte de que su trabajo interese lo suficiente para que lo hagan, que es lo que realmente marca la diferencia.  No sólo por los royalties directos que implica, sino por los beneficios indirectos, por el empujón que un anime de éxito puede dar a las ventas del manga original.  Esto último ha provocado algún que otro caso autores muy jóvenes que pegan el pelotazo, siendo un ejemplo de manual el autor de Ataque a los titanes, que todavía es un veinteañero (nació en 1986) y apenas rondaba los 23 años cuando inició el manga.

Update: También de Anime News Service (17/mayo/2002), el ranking de japoneses que más impuestos pagaron, que fue en su día una tradición para curiosear, ya que siempre aparecían autores de manga.  Un extracto:
"According to ZakZak the rankings of highest income Japanese tax payers with the National Tax Administration Agency have been released. The "others" section lists the highest income tax payer as Takahashi Rumiko. With Inuyasha's popularity on TV, the big screen in print, Takahashi was up from 5th place the previous year. Note that is only in the "others" section. Over all sections however, Takahashi's ranking may be relatively low. Ranking in the "others" section: 
1. Takahashi Rumiko (tax 225,360,000 yen - projected income 615,810,000 yen) 
6. Aoyama Gosho (author of Detective Conan) (tax 162,340,000 yen - projected income 445,490,000 yen) 
By comparison, Miyazaki Hayao's tax was 31,820,000 yen. Income levels are estimates because only income tax liabilities are released.
Source: Natsume Maya