domingo, 25 de octubre de 2020

"Credibilidad y crítica": una respuesta

Alfonso Grueso, en su blog Aburrimiento Vital, ha publicado esta reflexión titulada "Credibilidad y crítica", que comparte de esta manera en twitter:



Como el contexto siempre hay que tenerlo presente, antes de empezar recordemos en qué términos se ha referido Grueso a los Esenciales ACDCómic públicamente en el pasado. En 2017:





* * * 

Una vez situados, hay un argumento clave que Grueso ha repetido varias veces: que los esenciales han puesto “60 cómics por delante del premio nacional”. Un argumento que revela o bien desconocimiento profundo del Premio Nacional y de los Esenciales ACDCómic o bien mala fe manifiesta.  Me gustaría pensar que es lo primero.

Porque los Esenciales ACDCómic se votan por semestres, así que como mucho podría afirmar que han puesto “30 cómics por delante del Premio Nacional”... y solo si los 30 cómics de ese semestre estuvieran realizados por autores españoles. Porque eso es lo que se vota en el Premio Nacional. Pero en los Esenciales ACDCómic se incluyen tanto tebeos nacionales como internacionales, siendo mayoría los últimos.  

La crítica pública de una actividad pública es previsible y legítima, solo faltaría. Pero sería de agradecer un mínimo de honestidad intelectual en los argumentos y no recurrir a cifras que son objetivamente falsas. Porque la observación de que “el ganador del Premio Nacional no salió en los Esenciales de ACDCómic” es totalmente válida. Nada que objetar. 

Pero es que los Esenciales son lo que son: una selección que se realiza literalmente justo cuando acaba cada semestre y con un presupuesto de cero euros para su organización.

El Premio Nacional sin embargo se escoge en septiembre-octubre del año siguiente y se invierten literalmente varios miles de euros en la logística de organización: compra de ejemplares para facilitar al jurado, pagarles unos honorarios por su tiempo para que puedan dedicarse a leer todos los tebeos que se proponen y participar en el proceso, organización de la votación, comunicación pública, etc. Esto antes de entrar siquiera en la remuneración que recibe la persona que gana el premio. 

Porque hay una reflexión que debería ser evidente, para cualquiera con un mínimo de honestidad: la comparación válida con el Premio Nacional de Cómic sería con el Premio ACDCómic a la Mejor obra nacional, no con los Esenciales. Aunque el procedimiento, recursos y criterios de los participantes puedan ser diferentes, son al menos directamente comparables en intenciones y obras que pueden optar. Y todos los miembros de ACDCómic conocemos cuáles fueron los 8 finalistas de "nuestro" premio, aunque no se comunican públicamente. Una lástima, porque hubiera simplificado mucho la respuesta a Alfonso Grueso.

En cualquier caso, teniendo en cuenta las diferencias organizativas y económicas que existen a todos los niveles imaginables de salida, que alguien considere apropiado comparar los Esenciales ACDCómic con el Premio Nacional de cómic es ciertamente un gran halago, consideración y reconocimiento para los Esenciales por su parte. Gracias.

* * * 

Aclarado este punto, y entrando al turrón de su reflexión: ¿Qué motivos puede haber para que la obra ganadora del Premio Nacional de Cómic 2020 no apareciera en los Esenciales de ACDCómic? 

Es decir: ¿Cómo es posible que un tebeo publicado el 30 de mayo de 2019 no apareciera en una selección de 30 novedades publicada el 5 de agosto? Siendo además un tebeo de un autor que ya había aparecido antes en Esenciales, en 2014 por He visto ballenas. Se me ocurren varias posibilidades:

1) Una diferencia de criterio entre los miembros del jurado del Premio Nacional de Cómic 2020 y los miembros de ACDCómic que participaron en Esenciales. Teniendo en cuenta que yo mismo he participado  en los Esenciales ACDCómic, el Premio ACDCómic a la Mejor obra y el Premio Nacional de Cómic y he votado diferentes en las tres ocasiones, valorando aspectos diferentes, es una opción...  si no fuera porque sobre el cómic de Javier de Isusi precisamente se pueden localizar múltiples comentarios favorables por diferentes miembros de ACDCómic, en redes sociales y en diferentes publicaciones. Aunque la mayoría en fechas posteriores al 5 de agosto.

2) Otra opción: que los tiempos de los Esenciales semestrales de ACDCómic tienen sus ventajas e inconvenientes. Entre los inconvenientes: que los tebeos que se publican en los últimos días del semestre tienen más difícil pasar el corte por pura y simple logística.  En otras palabras: en ocasiones hay tebeos que no entran en Esenciales simplemente porque no ha dado tiempo material a conseguirlos y leerlos a un número suficiente de miembros de la asociación. Porque, sorpresa: las editoriales no envían tantas copias de prensa a miembros de ACDCómic como algunas personas parecen creer. Esto ya está detectado desde hace tiempo y se ha intentado compensar modificando el sistema de selección, pero aún así, las limitaciones temporales y económicas son las que son. Hace unos días escribía un hilo sobre ACDCómic donde mencionaba, literalmente que cada uno puede votar en Esenciales "las novedades que ha podido leer". El matiz es importante. 

Y precisamente una de las utilidades de los Esenciales a nivel interno es facilitar fijarte en obras que te han pasado desapercibidas en primera instancia, aunque no salgan en la selección del semestre, gracias a que todos podemos consultar la tabla de votación, en qué orden han quedado los que han entrado, ver los tebeos que se han quedado "a las puertas" o consultar los votos de un compañero en particular en cuyo criterio confías.  Si hay editoriales o autores interesados en facilitar que sus tebeos aparezcan en esenciales, sería tan fácil como ofrecer copias de prensa de aquellos títulos que estén interesados en promocionar, a un mínimo de miembros de ACDCómic que participan en Esenciales (cada semestre se comunica la relación de votantes con nombres y apellidos). No hace falta ni que sea en papel, con un simple PDF es suficiente y con coste mínimo. 

3) En el caso del tebeo de Javier de Isusi su editorial ofreció un avance de una escena de 12 páginas (planchas 27 a 38), en el que no se aprecian dos de las decisiones creativas más interesantes de la obra, y que se hubieran podido reflejar ofreciendo simplemente un avance de las páginas 5 a 42. Un extracto de un 10% del libro, 38 páginas de un libro de 376 páginas, entra dentro de lo perfectamente habitual en el sector. Después de haber leído el cómic, creo sinceramente que un extracto más representativo del tono y enfoque de la obra seguramente hubiera ayudado a llamar la atención sobre ella. Especialmente para una obra con un PVP de 29 €. De hecho, de Inframundo de Pep Brocal, que se puso a la venta exactamente el mismo día y que tiene una extensión de 312 páginas e idéntico PVP se ofreció un avance de 34 páginas, lo que convierte en más llamativa la decisión sobre el escaso avance del tebeo de Javier de Isusi.  

4) La decisión de Astiberri de publicar a la vez, el mismo día 30 de mayo dos cómics de 300-400 páginas de producción propia con 29 € de PVP quizás provocó que un número relevante de miembros de la asociación que a priori pudieran interesarle las dos obras decidieran entre una de los dos y aplazar o descartar la segunda. Porque no hay tiempo ni dinero para leerlo todo por placer o para escribir/hablar de todo donde uno colabora. 

Pero en cualquier caso, quizás por alguna de las hipótesis anteriores, por la suma de varias o por otras causas diferentes, el hecho es evidente: el tebeo de Isusi se quedó a las puertas de entrar en los Esenciales el semestre en el que se votó. Posteriormente se recuperó con reseña para el anuario que publica Jot Down partiendo de los Esenciales, sí, pero no entró en la selección del semestre votada durante el mes de julio. Yo siempre que tengo la oportunidad explico que los Esenciales de ACDCómic se planetaron en su día como una herramienta que pudiera ser lo más útil posible, que nunca nadie queda contento al 100% del resultado y siempre se quedan títulos interesantes fuera por un motivo u otro (en ocasiones con argumentaciones... intensas), así que tampoco nos pilla de nuevo. Y por lo que he podido observar, mi impresión es que número significativo de personas que han acabado leyendo el tebeo de Javier de Isusi y lo encontraron valioso no lo leyeron (leímos, porque me incluyo) recién publicado, sino posteriormente a la votación de Esenciales. Pero si la anécdota sirve para mejorar de alguna forma el procedimiento de selección, o conseguir una mayor colaboración de editoriales facilitando copias de prensa, bienvenida sea.